Estibadores y patronal firman un acuerdo que pone fin al conflicto del sector

Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco han alcanzado hoy un acuerdo que pone el fin definitivo al conflicto que estalló hace ya cinco meses en los puertos españoles a raíz de la liberalización del sector.

Los sindicatos y la patronal Anesco llegaron hoy a un acuerdo que pone fin al conflicto laboral y las huelgas de los 6.500 estibadores de los puertos españoles, que protestaban contra la liberalización del sector decidida por el Gobierno por exigencias de la Comisión Europea (CE).

La Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM) y Anesco celebraron hoy una nueva reunión, que terminó con la firma de un acuerdo que garantiza la subrogación de los trabajadores portuarios, su principal demanda durante todo el proceso de negociación.

El entendimiento entre las partes supuso la desconvocatoria de cinco nuevas jornadas de huelga previstas para mañana y los próximos 3, 4, 6 y 7 de julio.

Durante este mes de junio, los estibadores secundaron seis días de paros intermitentes y dos jornadas consecutivas de 24 horas.

El Ministerio de Fomento reclamó un acuerdo reiteradamente ya que, según sus cálculos, la economía española perdía 12 millones de euros (unos 13,5 millones de dólares) cada día de paros intermitentes y 55 millones (más de 62 millones de dólares) cada jornada completa, aparte de que algunas navieras, como la danesa Maersk, anunciaron que desviarían buques de los puertos españoles definitivamente.

El máximo responsable de la CETM, Antolín Goya, explicó a la prensa que la patronal garantiza el 100 % del empleo y ambas partes se comprometieron a la negociación del convenio laboral colectivo en “un ambiente de estabilidad y normalidad” en los puertos.

Los trabajadores, según Goya, quieren contar con el Gobierno “poder tener la garantía suficiente” de estar dentro de la legalidad y, sobre todo, de los márgenes que marca el real decreto ley que reformó el sector.

Goya lamentó que tuvieran que pasar tanto tiempo “de tensión, de nervios, de pérdida de tráficos, de pérdidas económicas” para conseguir algo que se podía haber hecho “desde el primer momento de una forma natural”.

El decreto ley de liberalización de la estiba fue aprobado por el Gobierno español y convalidado posteriormente por el Parlamento en mayo pasado para aplicar una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Según la sentencia, la actuación de las empresas estibadoras españolas era contraria a la legislación comunitaria, ya que impedía que operadores extranjeros se instalasen libremente en los puertos y contratasen a quien desearan. Si España no la cumplía, se enfrentaría a una cuantiosa multa.

Los sindicatos denunciaron que la reforma podría suponer el despido de 6.000 trabajadores, razón por la convocaron una serie de huelgas.

Fomento celebra el pacto

El Ministerio de Fomento ha “celebrado” el acuerdo alcanzado este jueves entre patronal y sindicatos de la estiba, que “garantiza el mantenimiento del empleo, pone fin a los paros en los puertos y los devuelve la estabilidad”.

El Departamento que dirige Íñigo de la Serna considera que el acuerdo avala su consideración de que el Real Decreto Ley por el que reformó el sector “facilitaba la negociación entre las partes, ya que articulaba herramientas y ayudas necesarias para alcanzar el acuerdo”.

Asimismo, Fomento considera que el acuerdo “desacredita” a aquellos grupos parlamentarios que votaron en contra de la aprobación de la reforma en el Congreso, “alegando que no garantizaba el empleo ni permitía que patronal y sindicatos llegaran a un punto de encuentro”, según indica el Ministerio en un comunicado.

Fuente cedida Expansion.

Transporte Nacional e Internacional a todo el mundo, de mercancias : ADR, convencionales, especiales y perecederas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *